Maleni Álvarez, 2016

“Todavía no han pasado ni 48 horas para marcar una distancia entre la experiencia del voluntariado en Ghana y mi primer día de trabajo…me gustaría detener el tiempo y poder recuperar, archivar y memorizar todos los pequeños detalles y sensaciones y que no sólo fuesen buenos recuerdos.

Ghanas de vivir, ha sido la llave que ha hecho posible que en mi tren de vida se suban personas muy especiales con las que he compartido, puedo asegurar, momentos increíbles, surrealistas, divertidos, situaciones complicadas y tristes, de las cuales hemos salido todos juntos y nos ha unido de una forma muy diferente a lo que estamos acostumbrados en nuestras relaciones occidentales.

Anna Camprubí Vila, Ane Lesaka y María Gregorio Olivares, el año pasado tuvieron una visión clara de lo que debían hacer en Sarpeh, tenían que mejorar las condiciones de Liberty Home, un edificio con muchas posibilidades pero sin ventanas, puertas, mosquiteras, sin camas, armarios, baños…pero con un valor humano incalculable dentro. No pudieron volver a sus casas y cruzarse de brazos. Han trabajado muy duro todo el año, destinando prácticamente el 100% de su tiempo libre a este proyecto.

He tenido la suerte de ver cómo se iba materializando ese esfuerzo tan grande y altruista, en vivo y en directo. Muchas personas me dieron una opinión no muy buena sobre las Ong`s y Asociaciones, con las que estoy en parte de acuerdo, pero supe desde el primer momento que no me estaba equivocando apostando por estas tres grandes mujeres, reafirmo mi “fe” en la existencia de las buenas personas, fe, que entiendo que en este primer mundo es muy difícil de mantener.

Me gustaría agradecer a todos mis compañeros de voluntariado, que han sido más que unos hijos para mí.Casi 20 años de diferencia entre ellos y yo, pero me han hecho sentir una más, sólo me faltaba el carnet de estudiante jjajaja.

June Zenarruzabeitia Vélez y Nikole Astondoa, mis pequeñas preferidas, dulces y cariñosas y con muchas Ghanas de vivir¡ Iker Mollinedo y Gaizka todo un ejemplo de supervivencia en Sarpeh jajaj. Mi querida Olga Salvat Pastor, compañera fiel con la que me iría al fin del mundo, de momento hemos vivido nuestro primer “Ghana Express”. Guillén, el más cariñoso de todos, ha hecho mis días mucho más fáciles, siempre dispuesto a un abracito. Mi hijo Francesc Bou, echo mucho de menos nuestra pequeña convivencia, nuestras charlas en esas condiciones surrealistas de cubos, mosquiteras y ambientador. Con Shenia y Nia CordoCa (Estefania), he pasado menos tiempo, pero prometen ser unas auténticas aventureras, el primer día ya se manejaban perfectamente dando clases en la escuela. Con Andrés me ha faltado tiempo, pero se le ve con muchas ganas de trabajar duro. Mi orgullo personal es Ane Lesaka, una chica que parece que lleva 7 vidas a cuestas, su experiencia y madurez es totalmente admirable, tengo mucho que aprender de ella y la tengo muy cerquita de mi casa, por suerte. Y por último, otro gran regalo que me ha dado Africa, Anna Camprubí Vila, me siento tan cerca de ella que no tengo palabras para expresarlo. Desde el primer momento conectamos y ahora nos encargaremos de mantenerlo.

Así que si existe un premio gordo en la vida, a mí ya me ha tocado este año.

¡¡¡Gracias a tod@s¡¡¡”

13726729_1263125560394565_9048389283266140921_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.