Julia Flores y Laura Cirugeda, 2016

VOLUNTARIADO EN Sarpeh “Ghana”

Después de varios meses de espera,  llegó el deseado 11 de junio, despegábamos desde Barcelona y unas 5 horas más  tarde  aterrizábamos en Accra. ¡Por fin pisábamos tierras africanas! Una gran experiencia nos esperaba.

14795875_900747260060621_1931371603_o

14808750_900747803393900_1140313197_o

Allí nos recogía coordinador del orfanato, Godbless, que en muy pocos días pasaría a ser un gran amigo. Tras unas horas de viaje en autobús y taxis, llegamos a Sarpeh, dejamos nuestras maletas, (cargadas de ilusiones, energía, escasa ropa y varios objetos de poco valor, pero con los que teníamos la ilusión de alegrar a muchos niños). Como era ya de noche, teníamos que esperar hasta el día siguiente para visitar el orfanato. Después de nuestra primera noche, estábamos tan entusiasmadas e impacientes, que no quisimos perder ni un solo momento, por lo que  nos dirigimos de inmediato a conocer por fin el orfanato y a esos niños tan especiales, que en pocos momentos nos habían robado el corazón. Nada más llegar, comprobamos la necesidad de mejorar las condiciones del orfanato “Liberty Home”.  Nuestra primera tarea por la mañana fue ayudar a los niños en su aseo personal y ayudar en algunas de las tareas domésticas. Y por supuesto, como comentábamos antes, mejorar las condiciones de las instalaciones. Así que nos pusimos manos a la obra, compramos un carretillo y a trabajar pequeños y mayores en mejorar el suelo, gracias al material que la ONG “Ghanas de Vivir” a través de su esfuerzo había conseguido comprar. Pasaban los dos días, nos levantamos tempano pero en aquel lugar tan especial madrugar no importa, compartir esos desayunos a base de arroz con los niños, sus sonrisas, sus miradas, sus abrazos que te cargan de energía… Cada mañana paseamos juntos hasta el colegio donde ayudamos en varias actividades tanto de ocio como de enseñanza, junto a otros voluntarios.

14808694_900747873393893_679474958_o14795891_900747806727233_2002761220_o14800136_900747906727223_1739936853_o

A pesar de nuestra corta estancia de tan solo quince días, disfrutamos enormemente de la amabilidad de sus gentes, de sus increíbles playas y parajes, de momentos tanto felices como tristes y duros. Podemos decir orgullosas, que nuestra experiencia ha sido muy gratificante y enriquecedora, la verdad que no se puede expresar en una sola frase todos los sentimientos vividos. Pasados ya dos meses desde nuestro regreso, recordamos cada momento vivido allí como si fuera ayer y que no borraremos ni un solo detalle de nuestra memoria.

14618659_900747813393899_946685580_o14678007_900747926727221_872555352_o14813285_900748046727209_1941485432_o14803155_900747963393884_478842688_o

Estamos muy agradecidas por la amabilidad y familiaridad de toda la gente que nos rodeó que nos hicieron sentir en todo momento como en casa y sobre todo a “Ghanas de Vivir” que ha hecho posible esta experiencia y podamos decir que tenemos una gran familia en Ghana. Gracias por darnos la oportunidad de comprobar cómo se va materializando todo el esfuerzo que realizan día a día tanto desde España como allí.

14799910_900747876727226_805644574_o14697296_900747626727251_957690149_o14807977_900747810060566_1190110363_o

Nos encantaría tener la ocasión de volver, vivir nuevas experiencias en este país, ahora ya no tan desconocido para nosotras, poder visitar a nuestra nueva familia, ver crecer a los pequeños, el huerto que con gran ilusión plantamos, en definitiva… Os aseguramos que volveremos, África y concretamente Ghana en nuestra opinión…enamora.

       14859399_900747343393946_13143685_o      14807918_900747616727252_432598135_o 14800282_900747550060592_626773333_o

Julia y Laura

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.